miércoles, 26 de abril de 2017

MATEMÁTICAS. NATURALES COMO TU. EL 9.

9




FINALES Y PRINCIPIOS


Eva Puyó


El nueve es mi número favorito. De pequeña me resultaba simpático porque era el último de la serie de un sólo dígito. Además, me gustaba su forma, similar a la de una persona de pie. ¿Por qué en el comienzo de la vida me sentía atraída por los límites y por la cercanía del final? No lo sé. Después me he dado cuenta de que el nueve también puede tener que ver con los inicios. Cuando conocí a Ismael, mi pareja, vivimos durante una temporada en su piso de la calle Miguel Servet, que era un noveno. En esa altura, la última del edificio, comenzó una relación que no sabía lo que duraría. Llevamos juntos bastantes años, pero a veces sigo sintiéndome como a las puertas de algo que se me va a ir descubriendo. Y, ciertamente, dentro de unos meses nuestro día a día va a cambiar. El veintinueve de diciembre esperamos que venga al mundo nuestra primera hija, a la que hemos pensado llamar Sabina. La fecha de su nacimiento es muy cercana al final del año, pero también está próxima a la inauguración de uno nuevo. El tiempo parece circular ahora en un doble sentido: los nueve meses en que el feto crece dentro de mi vientre son en realidad una cuenta atrás del principio de una vida. Me ha encantado descubrir que en el proyecto Natural como yo me ha tocado por azar el número nueve, y en concreto esta fotografía de árboles. Elegimos el nombre de Sabina para nuestra futura hija, entre otras cosas, porque a Ismael y a mí nos gusta esta especie de árbol, de belleza singular. Por lo visto su madera es apreciada por los ebanistas, ya que tiene fama de ser imputrescible. Es un árbol, además, de raíces poderosas que resiste bien las temperaturas extremas y la falta de agua. Aunque hace siglos había abundantes bosques ahora tan sólo quedan algunos ejemplares solitarios, como por ejemplo en los Monegros. Contemplo esta imagen que tiene una apariencia un tanto desértica. Sin embargo, estoy convencida de que las ramas desnudas conocerán un nuevo despertar y de que pronto se cubrirán de hojas verdes y quizás también de flores.

2 comentarios:

  1. Con fotos como las que muestras es un placer aprender matemáticas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar